loader image
2 Feb | 2022

¿Qué es el valor agregado y cómo crearlo?

María Angélica

¿Alguna vez te has preguntado qué es lo que determina que una persona compre una marca y no otra? ¿Que te compre a ti y no a tu competencia? Sí, se trata del dichoso valor agregado. Pero, ¿qué es? Lee este blog y entérate.

 

¿Qué es el valor agregado?

Las personas al momento de hacer una compra valoramos muchas más cuestiones que el producto en sí, y eso es lo que determina nuestra decisión de compra. En un restaurante, por ejemplo, preferimos el sabor, la buena atención y la experiencia antes que el precio. Por eso todo restaurante debe tener excelentes platillos, meseros amables, atentos y rápidos y una experiencia que lo caracterice.

¿Te imaginas un restaurante donde puedas ir acompañado de tus mascotas? Esa experiencia específica podría ser algo que lo diferencie de otros restaurantes, y por tanto, la razón por la que sus prefieran ir a comer allí, aunque eso sí, sabemos que solo habrá ciertas personas que acudan a él, así que además de darle un valor agregado, es decir un plus, lo hace exclusivo para personas que aman a sus mascotas y que compartirían con ellos el tiempo de su comida.

Si todavía no tienes muy claro qué puedes hacer para que tus clientes te prefieran, te enlistamos algunos puntos que podrías empezar a considerar. Vamos a verlos.

 

5 puntos para crear valor en tu marca

Si quieres lograr que tus clientes decidan comprarte a ti antes que a tu competencia, es importante que pienses en qué les puedes ofrecer que tu competencia no esté haciendo, algo que te destaque, para ayudarte un poco, puedes considerar los siguientes puntos:

1. Personalización.

Piensa si puedes personalizar tu producto o servicio y cómo podrías hacerlo. Tal vez puedes hacer tu producto a medida o añadirle el nombre de tu cliente. Si es la única manera que se te ocurre de empezar a añadir valor, y es viable, puedes hacerlo. Pero si no, piensa en otros detalles y cómo podrías personalizarlos para tu cliente.

2. Experiencia del cliente.

Piensa en cómo entregas tu producto o servicio, tal vez solo tienes que cambiar un pequeño detalle de cómo entregas tu producto. ¿Qué te parecería recibir la ropa nueva que compraste en línea con un aroma agradable?

 

3. Modo de consumo.

¿Qué podrías cambiar del modo de consumo de tu producto o servicio para que fuera más atractivo? ¿Podrías modificar su empaque para que el cliente pueda consumirlo de una manera más fácil?

 

4. Experiencia de compra.

¿Puedes modificar algo de tu punto de venta ya sea físico o en línea para que comprar o consumir tu producto o servicio sea agradable? En este punto se me vino a la mente Ben and Frank, que en su sitio web pusieron un probador de lentes, donde solo te tenías que tomar una pequeña serie de fotos y ya podías ver cómo se veían los nuevos modelos en tu rostro. Ahora sí que para no comprar a ciegas. 

 

5. Método de pago o precio.

Piensa si puedes proporcionar a tus clientes nuevos métodos de pago en tu sector o si deberías utilizar alguna estrategia de precio diferente a la que esté utilizando tu competencia. Pero no te vayas por la opción de bajar precio a menos de que puedas absorber todas las pérdidas que implica hacerlo.

 

Si quieres saber más del tema, te invitamos a ver este video 👇 👇 👇

 

También te pueden interesar:

Únete al GeniClub

Regístrate gratis y recibe contenido interesante, promociones y descuentos en tu correo   

4 + 6 =